¡Visita nuestras redes sociales!
Juntos superamos barreras en Mollina
Featured

Juntos superamos barreras en Mollina

La Federación Andaluza de Familiares y personas con Problemas de Salud Mental (FEAFES Andalucía) ha celebrado en la localidad de Mollina la jornada ‘Juntos superamos barreras’, con la que pretenden poner sobre la mesa la importancia de la inclusión de estas personas y los diferentes elementos para la mejora psicológica de las mismas.

Esta jornada busca «fomentar la recuperación de las personas con enfermedad mental, a través de la formación en procesos de ayuda mutua y mediante actividades culturales como el teatro, talleres escénicos, y otros de este estilo», informó el presidente de la federación, Manuel Movilla.

El desarrollo de actividades culturales como el teatro para la mejora de las condiciones psicológicas y sociales de los enfermos es algo que desde hace nueve años se viene realizando por la asociación gaditana y que en estas jornadas quiso mostrar el resto de colectivos con el fin de que se pueda seguir implementando.

«Más de 100 personas ya han pasado por nuestras actividades culturales, fundamentalmente el teatro. Resulta ser una terapia tan importante para los enfermos que incluso el personal sanitario nos está derivando casos», señaló Manuel Mariño, presidente de este colectivo en Cádiz. Actualmente el grupo de teatro lo componen 13 personas diagnosticadas con trastornos mentales. «Significa tanto para estas personas que algunas llevaban años sin salir de su casa y ahora se encuentra integrados en la actividad. En otros casos, hasta se han enamorado entre los componentes», comentó el director del grupo de teatro Telón Rojo, Pedro Raya.

Una de estas personas a las que el teatro le ha cambiado la vida es Manuel Gutiérrez González, quien con 49 años actualmente ejerce como monitor técnico en vidriería en la Fundación de Enfermos de Salud Mental de Cádiz.

Según cuenta Manuel, siempre supo que tenía alguna enfermedad mental, pero «ésta se agudizó cuando en el año 1999 a mi madre le detectaron una grave enfermedad en el tiroides. Ver a mi madre como se iba deteriorando hasta que hace un año y medio falleció hizo que me hundiera emocionalmente en todos los aspectos».

Tras esta situación, explica como tuvo que acudir a Salud Mental buscando un proceso de ayuda. «Mi casa y mi vida eran un desastre, sin trabajo, sin voluntad para nada. Necesitaba a alguien que me dijera un empujoncito. Yo tengo varios síndromes, los más importantes es el trastorno obsesivo compulsivo de personalidad, agravado por padecer agrofobia. Esto me ha afectado tanto que no puedo acudir a espacios grandes abiertos. He sido socio del Cádiz por 30 años y lo tuve que dejar. No puedo pisar la playa porque me da ansiedad», expuso Manuel.

VER ÁLBUM FOTOGRÁFICO

INFORMA Enrique Toro para La Opinión.