¡Visita nuestras redes sociales!
El Parlamento de Andalucía aprueba una Declaración Institucional en defensa de los derechos de las personas con problemas de salud mental y sus familias.
Featured

El Parlamento de Andalucía aprueba una Declaración Institucional en defensa de los derechos de las personas con problemas de salud mental y sus familias.

El Parlamento de Andalucía ha aprobado hoy una Declaración Institucional, firmada por los portavoces de los cinco grupos parlamentarios, en defensa de los derechos y mostrando su compromiso con el colectivo de las personas con problemas de salud mental y sus familiares y allegados para impulsar desde el ámbito parlamentario todas cuantas medidas normativas y reglamentarias faciliten una mejora en su calidad de vida. La presidenta de la Cámara, Marta Bosquet, ha dado lectura a la mencionada declaración.

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL EN DEFENSA DE LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON PROBLEMAS DE SALUD MENTAL Y SUS FAMILIAS

FEAFES ANDALUCÍA SALUD MENTAL (Federación Andaluza de Familiares y Personas con Problemas de Salud Mental),  es una entidad sin ánimo de lucro considerada de interés social, declarada de utilidad pública, que se constituyó en 1992 con el objetivo de favorecer la adopción de medidas que contribuyan a la recuperación y a la mejora de la calidad de vida de las personas con trastorno mental y la de sus familias, defender sus derechos y representar al movimiento asociativo creado en torno a la salud mental. En la actualidad está integrada por 17 asociaciones.

El 10 de octubre, celebramos el Día Mundial de la Salud Mental, que sirve para trasladar al conjunto de la sociedad nuestras reivindicaciones y hacer visible nuestro colectivo.

El lema elegido este año es Conect@ con la vida “. Para FEAFES ANDALUCÍA SALUD MENTAL la prevención del suicidio es un tema de vital importancia que debe ser tratado de manera integral. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) más de 800.000 personas se suicidan al año en el mundo. En España, el número de personas que fallecen cada día por esta causa es de 10, una cifra que duplica la de los accidentes de tráfico.

Considerando que el Estatuto de Autonomía de Andalucía en su artículo 22 recoge que Se garantiza el derecho constitucional previsto en el artículo 43 de la Constitución Española a la protección de la salud mediante un sistema sanitario público de carácter universal” y que en su apartado 3 establece que “Las personas con enfermedad mental, las que padezcan enfermedades crónicas e invalidantes y las que pertenezcan a grupos específicos reconocidos sanitariamente como de riesgo, tendrán derecho a actuaciones y programas sanitarios especiales y preferentes.”  Es el momento de que el sistema social y sanitario realice una apuesta clara por dar un paso más en el desarrollo del modelo de atención a nuestro colectivo, con mayor calidad y humanidad,  que se base en los principios de atención integral, pública, en comunidad, con una visión integradora de la recuperación, tanto de las propias personas afectadas, como de sus familiares y allegados.

Tenemos que lograr dar una respuesta a los problemas más complejos a los que nos estamos enfrentando, que generan un gran sufrimiento en las personas y que están desbordando todos los niveles de atención como son ; los problemas de adicciones y salud mental graves que requieren un abordaje integral y continuado por los servicios de drogodependencias y salud mental y los problemas de salud mental diagnosticados como trastornos límite de la personalidad para cuya atención no estamos encontrando recursos ni profesionales preparados.

Asimismo, se requiere un esfuerzo adicional por parte de todas las instituciones implicadas en la atención a las personas más vulnerables para dar un salto más allá desde la. reforma psiquiátrica. Es necesario un gran cambio de forma de trabajar; con un enfoque verdaderamente comunitario e integral, un modelo basado en la convención de la ONU de protección de personas con discapacidad, basado en el respeto, en la prestación de apoyos y en la dignidad de las personas, de su imagen y de su honor. La apuesta tiene que ser la creación, impulso y mantenimiento de los equipos de tratamiento asertivo comunitario en cada una de las unidades de salud mental comunitaria de Andalucía. Es la forma de atención más eficaz en términos de disminución de costes en camas hospitalarias y en reducción de sufrimiento por tanto se requiere un compromiso firme y una apuesta clara por esta forma de atención comunitaria.

Hay que dar esperanza de solución al sufrimiento de las personas con una respuesta cálida y de calidad, con profesionales comprometidos, formados e informados. Hay que  tener una sensibilidad especial cuando hablamos de: mujeres afectadas por problemas de salud mental víctimas de violencia; de personas internas en centros penitenciarios; de personas con problemas de salud mental graves y adicciones; de personas sin hogar; niños, niñas y adolescentes que ven cómo los sistemas educativo, sanitario y social no cuentan con herramientas para garantizar la continuidad de su educación si sufren un problema de salud mental; y también, a las personas afectadas por trastornos límite de la personalidad que difícilmente encuentran acomodo en el sistema actual.

Hay que  humanizar  las unidades de hospitalización y terminar con las medidas coercitivas en el ámbito de la atención a la salud mental, hay que buscar una solución que no atente contra la dignidad y la libertad de la persona.

Sabemos que no es fácil cambiar conciencias.

Sabemos que de un día para otro no se forma a los profesionales y se sensibiliza a la población.

Sabemos que no es fácil dar respuesta a los problemas de adicciones a tóxicos y problemas de salud mental pero es necesario crear urgentemente equipos multidisciplinares de tratamiento asertivo comunitario en todas las provincias.

Y de lo que sí estamos seguros es que con empatía, con profesionalidad, con coordinación e implicación, y sobretodo, con humanidad, podemos cambiar las cosas.

Mostramos nuestro compromiso con el colectivo de las personas con problemas de salud mental y sus familiares y allegados para impulsar desde el ámbito parlamentario todas cuantas medidas normativas y reglamentarias faciliten una mejora en su calidad de vida.

Hagamos que la magia de lo invisible vaya ganando terreno a la realidad.

En  Sevilla a 10 de octubre de 2019