¡Visita nuestras redes sociales!
La vicepresidenta de Feafes advierte a Juanma Moreno que “la última ola de la pandemia será la falta de salud mental”
Featured

La vicepresidenta de Feafes advierte a Juanma Moreno que “la última ola de la pandemia será la falta de salud mental”

Carmen Sibaja, vicepresidenta de FEAFES Andalucía Salud Mental planteó ayer al presidente de la Junta, Juanma Moreno, que Andalucía tiene que prepararse e impulsar medidas para dar respuesta a las nuevas necesidades de la población surgidas a raíz de la pandemia, ya que la última ola va a ser la falta de salud mental, así lo expresó en una reunión celebrada ayer en San Telmo junto a las entidades de CERMI Andalucía.

Según la OMS, se observa un claro aumento en los problemas de salud mental, varias encuestas muestran que alrededor de un tercio de las personas adultas reporta niveles de ansiedad, y esa cifra llega a ser de 1 de cada 2 personas en la población más joven.

La vicepresidenta ha manifestado que “debemos estar preparados, ante los estragos que está dejando esta pandemia y tomar las medidas adecuadas, para ello es urgente reforzar la red de salud mental del sistema público andaluz que ya es muy precaria, debe haber un incremento de profesionales, y recursos, potenciar y ampliar los equipos de atención intensiva comunitaria

Por otro lado, la representante de FEAFES Andalucía Salud Mental, expresó la necesidad de priorizar la vacunación de las personas con problemas de salud mental, basándose en varias publicaciones y estudios científicos, en los que se muestra que las personas que padecen trastornos mentales, en particular esquizofrenia, tienen una mayor mortalidad entre los coronavíricos.

Por su parte Sibaja insistió al ejecutivo andaluz en que se debe garantizar la financiación de programas de atención a personas que están a punto de salir del entorno penitenciario y las que siguen internas, para que las entidades de salud mental de Andalucía puedan seguir apoyándolos en el proceso de rehabilitación y recuperación, estos programas, que se estaban llevando a cabo desde hace 18 años, se han quedado sin financiación, por primera vez, en la resolución de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la convocatoria anual de ayudas a entidades privadas para fines sociales con cargo al 0,7% del IRPF.